domingo, 20 de abril de 2014

Picasso en el taller

Me habían hablado fenomenal de esta exposición y ayer reservé las entradas por internet, que resulta muy cómodo. Maite Ocaña ha sido la comisaria de esta soberbia muestra del arte y la vida del genio malagueño. Hasta el 11 de mayo.


Picasso en el taller reúne cerca de 80 lienzos, 70 dibujos y grabados, 26 fotografías y una decena de paletas del artista que permiten apreciar el modo en que el taller de Picasso se convierte en el centro sobre el que gravita toda su creación, el lugar en el que se entrelaza su arte y su vida.
La muestra se inicia con el famoso Autorretrato con paleta, de 1906, y concluye con el también autorretrato Hombre en el taburete, de 1969, presentado por única vez en el Palais des Papes de Aviñón en 1970. Entre ambas obras, en las que Picasso se autorrepresenta como pintor y mirando fijamente al espectador, transcurren más de 60 años de su vida artística en los que el artista trabaja en diferentes estudios como en Le Bateau-Lavoir, Boulevard de Clichy, Boulevard Raspail, La Boétie, Boisgeloup, La Californie y, finalmente, Mougins. En todos ellos el taller deviene, al mismo tiempo, espacio de experimentación y motor de reflexión sobre el ritual y el trabajo del artista en la tradición pictórica. Sus talleres se convierten en “paisajes interiores” – tal como él mismo los llamaba – en recintos sagrados, que representan la crónica de las variaciones estilísticas e iconográficas de Picasso.
Una parte importante de la muestra, organizada por FUNDACIÓN MAPFRE, procede de colecciones particulares que se han mostrado al público en muy pocas ocasiones, por lo que constituye una oportunidad única para apreciarlas. Asimismo, cuentan con el apoyo de importantes museos nacionales e internacionales, entre los que cabe destacar el Philadelphia Museum of Art, Cleveland Museum of Art, Indiana University Art Museum, Phillips Collection de Washington, Centre Georges Pompidou de París, Tate Gallery de Londres, Israel Museum de Jerusalén, Bridgestone Art Museum de Tokio, National Museum of Modern Art de Kioto y el Pushkin State Museum of Fine Arts de Moscú entre otros.
El taller de Picasso es campo de pruebas y hogar donde da rienda suelta a la creación, así como a su pasión por las mujeres que le acompañan a lo largo de su vida. Estos entornos resultan determinantes; en todos ellos, por ejemplo, hacía un frío terrible y el artista llegó a quemar dibujos para entrar en calor (www.fundacionmapfre.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails