sábado, 5 de enero de 2013

Vintage

Llegamos al 56 de la Castellana, al restaurante Vintage, en el taxi del taxista más antipático de Madrid. Pero la noche se arregló nada más traspasar la puerta de este coqueto restaurante. Cenamos de maravilla y nos encantó la decoración. Cada rincón está estudiado y conseguido. El servicio muy profesional y la comida deliciosa, mirad:
El árbol de Navidad de diseño. No podía ser de otra manera...
La originalísima entrada
Una cervecita para abrir boca
El comedor no muy grande, con el espacio perfectamente aprovechado y una sensación de comodidad muy acogedora
Cada rincón, una sorpresa...
Los servicios, sin palabras
 
La zona lounge al fondo, preciosa
Aperitivo cortesía, espuma de ¡no me acuerdo! con aceite de albahaca, riquísimo
 Panes variados y aceite para pecar...
 Carpaccio de pez mantequilla aromatizado con cítricos y sésamo, divino, divino, divino…si vais, o dejéis de pedirlo
 Sartén de zamburiñas con calamarcitos en su tinta, buenísima

 Arroz con pato y canela con crujiente de alcachofa, delicioso, perfecto, espectacular...
 Albóndigas de rabo de toro, deliciosas
 Tarta de galleta y chocolate con salsa de tres leches y Baileys, muy rica
 Para pecar...
Estupendo. Volveremos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails